Colesterol alto, una enfermedad que puedes combatir con la alimentación y el ejercicio

En España, 1 de cada 2 personas tiene hipercolesterolemia. La frase “el médico me acaba de decir que tengo el colesterol alto” es una de las que más se escuchan a lo largo y ancho del país, y todo por no mantener unos hábitos de vida saludables. Comer bien, hacer ejercicio y cuidarse son los tres pilares que pueden facilitar una vida sana que, entre otras cosas, evite la presencia del colesterol en exceso.

Los datos que recoge la Revista Española de Cardiología (REC) revelan, además de esta afirmación, que los mayores de 65 años registran un aumento del 20% del colesterol en sangre con respecto al resto. Superar el límite de 200 miligramos por centímetro cúbico de colesterol en sangre, tal y como establecen los profesionales de la Fundación Española del Corazón, es entrar en zona de riesgo, propiciando la aparición de enfermedades cardiovasculares.

El mayor problema, no obstante, no radica solo en el crecimiento de esta sustancia en el organismo, sino en la dejadez a la hora de tratar la situación. Muchos médicos pasan por alto el peligro que hay al superar el umbral que dicta la FEC, y eso propicia la aparición de enfermedades cardiovasculares y otras dolencias peligrosas para la salud.

Y todo por no mantener unos pequeños hábitos constantes. Porque, como bien explican en danacol, solo hacen falta una serie de pequeños gestos para evitar los poblemas que causa el colesterol.

¿Qué es el colesterol y por qué es tan importante?

El colesterol es una sustancia grasa que hay en el organismo y que se vuelve necesaria para llevar a cabo diversas funciones. Sin él, sería imposible regular determinadas hormonas y los ácidos biliares. Sí, es algo que necesitamos; pero también algo que debemos controlar, ya que su presencia en exceso es un peligro para nuestro corazón.

Una mala alimentación, un estilo de vida demasiado sedentario, problemas de corazón o hasta el sexo de una persona pueden ser factores que influyan a todo esto, haciendo que tengamos el colesterol alto. Aunque hay que concretar, ya que hay dos tipos de colesterol y solo uno de ellos es el verdaderamente peligroso, el llamado LDL (Lipoproteínas de Baja Densidad).

Demasiado “colesterol malo” puede provocar problemas de corazón e hipertensión arterial. Los vasos sanguíneos se obstruyen por el exceso de grasa y la sangre no puede fluir con normalidad, llegando a provocar falta de riego que podría derivar incluso en problemas cerebrales. No es algo que se deba dejar pasar.

¿Cómo bajar el colesterol?

Los profesionales de la salud son claros: empezar pronto a realizar pequeños gestos que lleven a una vida sana es la mejor forma de combatir y reducir los niveles de colesterol en sangre. Muchos ignoran el serio problema que es tener el colesterol alto, por eso hay que tomar medidas cuanto antes, empezando por llevar una dieta saludable.

Dieta para bajar el colesterol

La mejor dieta para reducir el colesterol es aquella en la que predominen los alimentos cardiosaludables. Tu cesta de la compra debe estar compuesta, en su mayoría, por verduras, frutas y legumbres, ya que son los productos alimenticios más recomendados para tratar los casos de hipercolesterolemia, o para prevenirlos.

Es aconsejable comprar nueces, guisantes, calabazas, ajos, cebollas, aguacates y hasta uvas. Estos son los alimentos más cardiosaludables que hay, tanto por la riqueza de vitaminas que hay en su interior como por su composición nutricional, aunque también es aconsejable recurrir a carnes blancas y pescados que no sean grasos. Por supuesto, a la hora de cocinar, el método más sano es la cocción. No añade aceites, no suma grasas y, por tanto, evita el exceso de las mismas.

Un fichaje bastante importante para la lista de la compra en casos de hipercolesterolemia son los lácteos con esteroles vegetales. Son un complemento perfecto para reducir el colesterol a través de la alimentación. Añaden elementos necesarios para nuestro organismo de forma totalmente natural, y también una opción bastante saludable, ya que concentran estos componentes de origen vegetal que normalmente se encuentran en pequeñas cantidades en otros alimentos. Para tener un buen referente, 1 botellita de leche con esteroles vegetales aporta la misma cantidad de este componente que 13 aguacates o 1,7 kilogramos de avellanas.

Ejercicios recomendados para bajar el colesterol

Además de comer sano, hay que realizar ejercicio con cierta frecuencia para mejorar la actividad cardiovascular y también facilitar el bienestar del organismo. Hay ciertos ejercicios que son más aconsejables para bajar los niveles de colesterol, y los vamos a repasar para que puedas construir una buena rutina semanal de deporte.

Caminar es esencial, manteniendo siempre un ritmo lento e intenso para llegar a las 120 pulsaciones por minuto. Media hora de caminata como mínimo al día es una buena forma de empezar. No obstante, más aconsejable es correr, comenzando por 10 minutos diarios y aumentando las cantidades para mejorar la resistencia, la capacidad pulmonar y el control de las pulsaciones.

Por otra parte, actividades aeróbicas como el spinning o el uso de las elípticas en el gimnasio son buenas formas de ejercitarse contra el colesterol. La natación y el baile son también buenas opciones, tenlas en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *